Carro - 0,00€

“¿Sabes que tengo la ilusión de construir, para mi familia y para mí, una casita en un terreno en plena naturaleza? En un lugar bello, soleado, con árboles y lejos del mundanal ruido; pero cerca de vecinos con casas similares y bien comunicado.

Familie Traumhaus1

   

  La casita estaría ubicada en la mejor zona del terreno (libre de influencias del subsuelo, como corrientes de agua, fallas, etc.), tendremos en cuenta la orientación con respecto al sol, la construiremos con materiales de bioconstrucción, reutilizaremos las aguas, estaría autoabastecida con energías renovables, dispondrá de un sistema de recogida del agua de lluvia, con poco consumo para climatizarla, los muebles y carpintería serán de madera tratados con aceites y barnices naturales. Y fuera, nuestro huerto para el consumo…

Quiero cuidar de la naturaleza y que la naturaleza cuide de mí”.

 

Un lugar para disfrutar, manteniendo una buena salud y calidad de vida.

 

fachadaventilada01…Pero mientras encuentro el terreno para construir, o una casa para restaurar, vivo en una casa de hormigón y ferralla, sin tener en cuenta ningún criterio bioclimático o la orografía del terreno donde se ha construido, tampoco la orientación, pagando un facturón de electricidad, gas natural o butano, etc. cerca de antenas de telefonía móvil, de líneas eléctricas y transformadores,  con una línea eléctrica dentro de casa que emite campo electromagnético y  armónicos, con un microondas, cocina eléctrica, inducción, teléfono inalámbrico, router wifi, móviles y otros sistemas.

…Con materiales de  construcción y muebles que emiten compuestos químicos volátiles al aire que al  final vamos  respirando  dentro de casa. ¡Pero es que miro a mis vecinos y están exactamente igual!

 

¡Y observo la mayoría de las edificaciones y veo más de lo mismo!

 

Call center employee with neck painEn el panorama que actualmente aparece de la salud, aparecen cada vez más alergias, molestias, sensibilidades y enfermedades raras, que afectan a nuestra salud y la de nuestros niños; que poco a poco, los científicos y médicos investigadores van relacionando con todo este maremágnum de elementos antinaturales donde nos vemos inmersos en el día a día.

 

 

puebloEl contraste me parece brutal y la diferencia en tiempo sólo son algunas generaciones, porque nuestros abuelos o bisabuelos vivían en mejores lugares: más limpios, menos contaminados, con materiales de construcción sanos y con una buena alimentación, dentro de todo lo que les tocó vivir.

Como el tema del terreno y de la construcción de la vivienda podría llevarse años… ¿hasta qué punto podría convertir mi vivienda (o cualquier lugar de vida) en un lugar cercano a los niveles de la naturaleza?

 

Si sabemos aprovechar las tecnologías y materiales modernos, conscientes de sus “efectos secundarios”, con los conocimientos que tenemos actualmente, estoy convencido que podemos dar un salto cuántico inicial hacia la ecoaldea, sin ni siquiera tener que movernos de casa.

¡Creemos Bioespacios!

Miguel Angel